Factor

ISO 50001

La norma de calidad ISO 50001 de Sistemas de Gestión Energética, certifica la existencia de un sistema optimizado para el uso correcto de la energía en cualquier organización, sea cual sea su naturaleza o tamaño, su actividad o su dedicación. 

La ISO 50001 sustituye a la norma UNE EN 16001 y recoge algunos cambios sustanciales respecto a la misma, apareciendo los conceptos de revisión energética y cálculo de la línea base. Este giro hace a la norma ISO 500001más técnica en comparación de la norma EN 16001, acercándola al concepto de auditoría energética, equiparable con el introducido de revisión energética. Además, introduce algunas especificaciones en el control operacional referidas a requisitos en la compra de energía.

La finalidad de la norma es facilitar una herramienta que permita la reducción de los consumos de energía, los costos financieros asociados y consecuentemente las emisiones de gases de efecto invernadero. Al contrario que los sistemas de gestión medio ambiental, la ISO 50001 tiene un retorno económico.

Entre los beneficios resultantes de implantar las normas se pueden destacar: ahorro de energía, toma de conciencia de la energía consumida en cada proceso de la organización, así como de las posibles medidas de ahorro, mejora de la imagen corporativa (clientes, accionistas, socios).

La Directiva 2012/27/CE sobre eficiencia energética introduce nuevas exigencias en relación con el uso racional de la energía, que afectan particularmente a aquellas empresas que no sean PYME.

En base al Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE

  • Las empresas no PYME deben someterse a una auditoría energética de calidad. La Directiva permite eximirse de la realización de la auditoría en el caso de implantar un Sistema de Gestión Energética (p.e. ISO 50001) certificado, que en sí mismo incluye una auditoría energética inicial.
  • Dicha auditoría energética se realizará de manera independiente por expertos cualificados.

El principal medio que se indica en el Real Decreto 56/2016, es la realización de una auditoría energética con una periodicidad de cuatro años.

El Artículo 3 del Real Decreto establece los criterios mínimos para las auditorías energéticas

  1. Deberán basarse en datos operativos actualizados, medidos y verificables, de consumo de energía y (en el caso de la electricidad) de perfiles de carga.
  2. Abarcarán un examen pormenorizado del perfil de consumo de energía de los edificios o grupos de edificios, o de las operaciones o instalaciones industriales, con inclusión del transporte.
  3. Se fundamentarán, siempre que sea posible, en el análisis del coste del ciclo de vida antes que en períodos simples de amortización.
  4. Deberán ser proporcionadas y suficientemente representativas.
  5. Permitirán la realización de cálculos detallados y validados para las medidas propuestas.
  6. Deberán poderse almacenar los datos empleados en las auditorías energéticas.

A continuación se presenta el esquema de los servicios proporcionados por Factor Energy para la implementación de la ISO 50001, constando de un total de tres fases:

Fase 1. Contabilidad energética

  • Carga datos de facturas.
  • Detección sobrecostes por reactiva y excesos de potencia.
  • Comparativa interna de indicadores.

Fase 2. Visitas e inventarios

  • Trabajo de campo – visitas de toma de datos.
  • Trabajo de gabinete – análisis de datos.

Fase 3. Diagnósticos

  • Redacción de diagnósticos individuales.
  • Redacción de diagnóstico consolidado.

 

Para mayor información sobre este u otro servicio no dudes en contactarnos:
info@wearefactor.com